Gato Siberiano

Alergias

Una de las características más asombrosas de los siberianos es que son gatos hipoalergénicos, aquí te explicamos todo lo que debes saber acerca de la alergia.

¿Por qué los siberianos son gatos hipoalergénicos?

Los siberianos destacan respecto de otras razas, aparte de por su belleza y su maravilloso carácter, especialmente porque no producen alergia.

Esto es así en un 83% de los casos y este porcentaje aún aumenta más si el gato/a está esterilizado.

Los gatos segregan una sustancia llamada proteína Feld-1, excretada por las glándulas sebáceas y la saliva, la cual se esparce por el pelaje en el acicalamiento y esta es la responsable de la producción de alergia.

Genéticamente estos gatos, en general, no la producen. Y los que lo hacen es en ínfimas cantidades. Por eso es importante que el gato sea de pura raza, y para certificarlo es necesario que el gatito tenga su propio pedigrí.

¿La esterilización influye en el tema de la alergia?

Dado que el tema hormonal está bastante relacionado con la producción de proteína Feld1, es muy posible que un gato no castrado, pueda producir más alergia que un gato castrado.

También puede suceder que un gatito durante su infancia no nos de alergia y al hacerse adulto o madurar hormonalmente si, para evitar esto es importante la esterilización del gatito antes de que alcance su edad adulta.

En el caso de que nuestro gatito macho empiece a darnos alergia al llegar a la "adolescencia", no hay que alarmarse, pues la castración posterior hará que los síntomas alérgicos desaparezcan una vez se reduzcan los niveles hormonales, unas 2-3 semanas después de la esterilización.

¿Influye el sexo y el color del gato en la producción de alergia?

Tratándose de gatos adultos no castrados, es posible que el macho pueda producir más alergia que la hembra. Pero la posibilidad de una temprana esterilización del macho hace que resulte completamente indiferente el sexo de tu gatito en la producción de la alergia.

Tampoco está demostrado que gatitos de algunos colores den más alergia que otros, depende del gato en cuestión con el alérgico en cuestión, independientemente del color.

¿Por qué las pruebas de alergia no son concluyentes?

Es importante saber que las pruebas de alergia NO son en absoluto concluyentes por las siguientes causas:

- Hacer una prueba de alergia con los padres no sirve de nada, pues los padres son adultos y además no están castrados, así que el hecho de que den alergia, no implica que también vaya a darla el gatito en cuestión.

- Tampoco es concluyente probar en un ambiente "contaminado" es decir, en un ambiente dónde hay varios gatos y no uno solo. O donde hay o ha habido gatos de otras razas.

- Incluso probando con un solo gato siberiano y en un ambiente limpio, por ejemplo, el gato siberiano de un amigo o conocido, sino es el mismo gatito siberiano con el que vas a convivir, tampoco es concluyente, porque el hecho de que ese gato te de alergia NO quiere decir que tu propio gatito vaya a darte también.

- Y aun probando con el mismo gatito siberiano que vas a comprar y en un ambiente limpio, tampoco es concluyente, pues un primer contacto esporádico y breve, nada tiene que ver con la convivencia. 

El hecho de que en el primer contacto el gatito no te de alergia, NO concluye que en los primeros días de convivencia tampoco vaya darte, pues podrían aparecer algunos síntomas. O al contrario, el hecho de que en un primer contacto te de alergia, NO quiere decir que vaya a ser así siempre, pues a los días de convivencia el cuerpo se adapta y la alergia desparece.

Por esta razón hay gente alérgica que convive con su gato sin síntomas de ningún tipo, y por ejemplo, su hermana también alérgica que va de visita sí que tiene alergia al mismo gato. Esto es porque la dueña del gato ya ha convivido con él desde que era bebé, y se ha adaptado a él, en cambio no sucede así con la visita esporádica.

¿Cómo puedo entonces saber si el gato siberiano me da alergia?

Lo importante para determinar si puedes o no convivir con el gato siberiano es la convivencia.

Lo normal y es así en un 85% de los casos, es que el alérgico con estos gatos NO tenga ningún síntoma.

Pero hay algunos casos que requieren de un periodo de adaptación. Los síntomas durante el periodo de adaptación dependen de cada persona, suelen ser mucho más leves que con un gato de otra raza, y lo importante es que van remitiendo hasta desaparecer.

El tiempo que tardan en desaparecer los síntomas depende también de la persona, lo importante es que en la medida en que el alérgico convive con el gato van disminuyendo hasta que desaparecen por la adaptación.

La decisión de utilizar medicación para controlar los síntomas alérgicos durante el periodo de adaptación, dependerá de la decisión de cada uno y del tipo de síntomas. Normalmente desaparecen sin necesidad de medicación si son síntomas leves. Si los síntomas aconsejan medicación, el hecho de que el alérgico se esté medicando durante el periodo de adaptación no impide que al propio tiempo su cuerpo vaya adaptándose al alérgeno y al dejar la medicación ya no tendrá síntomas.

En el caso de que seas del tipo de alérgico que requiere de adaptación hay algunas pautas que puedes seguir para que sea más llevadero este periodo:

- Usar la loción vetriderm de Bayer para el gato.

- Utilizar un purificador de aire con filtro HEPA.

- Aspirar la casa más frecuentemente y preferiblemente con una aspiradora con filtro HEPA.

- No permitir al gato la entrada al dormitorio.

- Cepillar al gato a diario para retirar el pelo sobrante.

- Si es posible, que otra persona distinta del alérgico cepille al gato y le ponga el vetriderm.

- Que el alérgico no manipule el arenero.

- Utilizar una arena orgánica que no levante polvo.

¿Qué pasa si luego no puedo convivir con el gatito?

Nosotros desde el momento de la entrega del gato llevamos un seguimiento sobre la alergia. Si el alérgico después de un tiempo prudencial de adaptación y habiendo seguido las medidas higiénicas recomendadas, no consigue adaptarse hasta el punto de que es imposible la convivencia, haríamos lo siguiente:

En primer lugar probaríamos con otro gatito, porque aunque es muy raro, y poco probable, podría suceder que algún gatito en cuestión segregase más proteína que el resto. Si con el segundo gatito la situación es la misma, nosotros recuperaríamos al gatito con un reembolso parcial del dinero. La cantidad de reembolso dependerá del tiempo que haya pasado y de las circunstancias. Ello siempre que el comprador haya ido informando y acreditando esta situación.

El hecho de no reembolsar el total del dinero es por varias cosas, por un lado, para evitar compradores impulsivos, que luego puedan alegar el tema de la alergia para devolver a los gatos como si fueran objetos. Y por otro lado para atender los perjuicios que supone para nosotros y para el gatito esta situación.

Independientemente del dinero, si la preocupación del alérgico, es no poder atender al gatito y el destino de éste, nosotros acogeríamos al gatito de vuelta sin dudarlo, pues nuestra prioridad es evitar que caiga en malas manos.  

Nuestra experiencia con alérgicos:

Nuestra experiencia personal entregando gatitos a personas alérgicas ha sido excelente. En todos los casos la gente convive felizmente con sus gatos. Por lo que nuestros gatos podemos decir que son hipoalergénicos.

Las expectativas para los alérgicos que están pensando en adquirir un gatito siberiano son muy buenas, así que os animamos a que tengáis confianza y toméis la decisión, que probablemente, cambiará vuestras vidas.

Nosotros somos amantes de los gatos y nos hace muy felices dar la posibilidad a personas alérgicas de que puedan disfrutar de un felino en sus vidas. Por eso hemos querido compartir nuestra experiencia con el mundo.

Aquí os dejamos un enlace de nuestra participación en el programa de TVE aquí la tierra con nuestros gatitos Diane y Xawery, y con el testimonio de Susana y su gatito Orion hijo de nuestra Timea y Grigoriy. Esperamos que os guste!!