Rutinas de los gatos

 Los gatos son animales muy ordenados, su rutina comienza jugando, pues son buenos cazadores y les encanta jugar. Cada gato tiene sus propios juguetes preferidos pueden ser ratones, pelotitas, plumeros, juguetes interactivos o una simple bola de papel y sin duda, las exitosas cajas de cartón que causan furor entre los felinos. La verdad que los gatos se entretienen con cualquier cosa, jugar con un gato es genial pues son rápidos, listos, avispados y muy graciosos.

Después de jugar al gato le entra hambre, claro, y el siguiente paso de su rutina es comer, después de un ratito de actividad el gato se va a su bol de pienso a hacerse un tentempié.

Después de comer el gato se irá a un sitio cómodo para él a acicalarse, pues los gatos son animales muy limpios y aseados, después de comer y antes de dormir, siempre se asearán para echarse una cabezadita bien limpios.

Y como no, después de haberse aseado se irán a hacer una de las cosas que más les gusta, dormir.  A los gatos les encanta dormir en sitios calentitos y limpios, en mantitas, edredones mullidos y si tenemos un montón de ropa limpia no dudarán en ir allí a reposar, pues les encanta el olor a limpieza. Alguna vez he encontrado a mis gatos con olor a suavizante, ¡Pues claro! Se han echado una buena siesta en mi ropa limpia, adorables.

A los gatos les gusta mucho el calor, dormir encima o muy cerca de las fuentes de calor, sobre todo en invierno. Y como no, también les gusta mucho el calorcito humano, siempre que puedan nos buscarán para dormir, encima de nuestras piernas o dentro de nuestra cama.

Además, los gatos tienen una alta sensibilidad, ellos sabrán cuando más les necesitamos y siempre se pondrán junto a nosotros para hacernos sentir mejor. Esotéricamente se dice que los gatos absorben la energía negativa, son nuestros guardianes espirituales.