Juguetes, rascador, camas y espacios para gatos

JUGUETES:

Los gatos son animales a los que les encanta jugar, tienen instinto cazador, así que les encanta jugar a atrapar cosas. No debemos acostumbrarles de pequeños a jugar con nuestras manos, sino les acostumbraremos a morder y cuando lleguen a adultos no será agradable jugar con ellos. Si nos muerde las manos cuando es pequeño hay que interponer entre nuestras manos y él algún peluche, hay juguetes especializados para esto, se llaman Kong kickeroo.

Si les acostumbramos a jugar usando sus juguetes, el gato será feliz y te buscará para sus ratos de entretenimiento. Hay ratones, plumeros, túneles y mil objetos para el entretenimiento gatuno.

CAMAS Y ESPACIOS:

A los gatos les encanta refugiarse por lo que recomendamos que tengan casitas dónde poder esconderse y camitas confortables donde puedan pasar sus largas horas diarias de sueño.

A los gatos les gusta muchos estar en lugares altos por lo que también recomendamos algún rascador alto o baldas acondicionadas para que puedan subir.

Estos gatos están preparados para soportar bajas temperaturas cuando alcanzan su edad adulta, por lo que es importante acondicionarles un lugar donde puedan pasar el verano a una temperatura fresca y agradable. Sobre todo, el primer verano del gatito hay que tener cuidado y no exponerlo a altas temperaturas o podría morir de asfixia.

RASCADOR:

El gato por naturaleza necesita rascar y afilarse las uñas, es su instinto. Así que si no queremos que rasquen algunos de nuestros muebles, debemos proporcionarles y acostumbrarles desde pequeños a que lo hagan en su rascador.

Hecho esto, siempre nos respetarán nuestros muebles y no dudarán en usar su respectivo rascador. Hay de todo tipo el mercado, desde palos pequeños hasta castillos gigantes, os recomiendo que echéis un vistazo y tengáis uno preparado antes de la llegada del pequeño. Cuando se haya desgastado, hay que reponerlo sino el gato perderá el interés y buscará otros sitios más nuevos para afilarse las uñas. Muchas veces los gatos rascan cuando están contentos, así que es frecuente que en cuanto entremos en casa ellos vayan directos al rascador.

Los gatos tienen unas uñas muy afiladas, por lo que recomendamos cortarles la puntita con un cortaúñas especial para gatos. JAMÁS la desungulación, esta queda totalmente prohibida para el comprador. Pero cortarles la punta de la uña, no les hace ningún daño, ni les produce ningún sufrimiento. Seguir los consejos del vendedor para aprender a cortar las uñas y preguntar a este sobre cualquier duda que pueda surgir.