El celo y el embarazo en los gatos

Aunque muchos ya conocéis cuál es el proceso de reproducción en los felinos, es una de las cuestiones que suscita curiosidad en general para los que no son tan conocedores del mundo gatuno.

Pues resumidamente vamos a explicaros como es el proceso para que una preciosa camada de gatitos venga al mundo.

En primer lugar, la gata tiene que ponerse en celo. ¿Qué es el celo? El celo es una fase del ciclo sexual de la gata, es el período fértil de dicho ciclo sexual. Durante el celo la hembra "acepta" relaciones con el macho, pudiendo quedar embarazada. Si la gata no tiene celo, el macho no puede montarla.

Los celos son generalmente estacionales, el ciclo de las gatas va de enero a septiembre, y le sigue un periodo de inactividad sexual de entre tres y cuatro meses.

Es decir que las gatas normalmente se ponen en celo en invierno, para tener los gatitos durante la primavera y el verano.

El celo tiene dos fases: proestro y estro.

- Proestro: Es la fase inicial del celo, los primeros dias y es cuando la gata hace la "llamada" al macho, y encontramos terribles maullidos, una mayor actividad de la gata y grandes muestras de afecto a los propietarios.

- Estro: Es el período de absoluta receptividad sexual, su duración es variable dependiendo de presencia de machos, el clima etc…

¿Qué pasa durante el celo? La hembra pone todos los medios de su parte para conseguir la monta del macho, lo cual da lugar a una serie de comportamientos que se salen de la conducta normal de nuestra gata, como:

  • Aumento de los maullidos (a menudo gemidos graves)
  • Frotamiento de la cabeza y el cuello con todo tipo de objetos como piernas o muebles
  • Arqueamiento y contorsiones por el suelo y aumento de movimientos con las patas traseras
  • Micción más frecuente
  • Mayor agitación
  • Más muestras de afecto o agresividad, según el gato

Las gatas durante el celo a diferencia de las perras, NO sangran.

¿Cuánto dura el celo? La duración del celo no es igual en todas las gatas, también depende de si la gata es joven o ya es completamente adulta. Suele durar entre 6 y 12 días, siendo el primer celo entre 3 y 5 días.

¿A qué edad cogen las gatas el celo? Depende como hemos dicho de la gata y también de la raza, hay razas que pueden cogerlo entre los 6 y 8 meses y otras razas como los siberianos entre los 8-12 meses.

Una vez la gata ya ha sido fecundada por el macho, que como ya hemos explicado se da en esta fase de celo. Entonces puede quedar embarazada.

¿Cuánto dura el embarazo de una gata? 

El embarazo suele durar entre 63 y 65 días, aunque puede oscilar entre 58 y 70 días.

Durante el principio del embarazo no es fácil saber si la gata está o no embarazada, síntomas indicativos son hinchazón de los pezones y más apetito. A partir del primer mes de embarazo es cuando ya se empieza a notar el crecimiento de la barriga.

En los últimos días de la gestación cuando ya está próxima al parto, la gata adopta un comportamiento peculiar que se llama " preparación del nido" empieza a buscar un sitio tranquilo y apartado en el que se sienta segura y protegida para tener a sus gatitos y está más agitada.