Compañía, dependencia y educación de los gatos

COMPAÑÍA Y DEPENDENCIA:

Una de las preguntas más frecuentes que he recibido es si se les puede dejar solos en casa durante la jornada laboral sin que sufran por la soledad, la respuesta es SI.

Estos gatos son muy cariñosos, pero no dejan de tener la independencia característica del gato, no son dependientes al extremo como los perros. Los gatos pasan hasta 17 horas del día durmiendo. Su rutina es comer, acicalarse y dormir, y dentro de esta rutina intercalan ratos de juegos. Así que cuando os vayáis ellos continuarán con su rutina, eso sí, cuando lleguéis lo más probable es que os esperen en la puerta y no se separen de vosotros ni un solo segundo.

Si tenéis una casa de vacaciones o nos importa llevaros a las mascotas, es bueno que los acostumbréis desde pequeños a viajar en su trasportín. Estos gatos se adaptan a cualquier situación y lugar a las que se les haya acostumbrado desde pequeños. Pero evitar traslados innecesarios para reducir su estrés.

EDUCACIÓN:

A los gatos jamás y bajo ningún concepto hay que educarles con violencia. Bajo ningún concepto hay que pegar a un gato para adiestrarle, ellos no son como los perros. Ellos no aceptan la jerarquía dueño-mascota. Para evitar algunos de los comportamientos molestos de los gatos en el momento que lo estén

haciendo basta con hacer un ruido muy fuerte para que asocien lo que han hecho con el ruido molesto. También podemos pulverizarles o lanzarles un chorrito de agua sin que sepan de dónde viene. Con violencia solo conseguirás alejar a tu gato de ti y que te guarde rencor para siempre. No es la forma de educar a un gato, nunca lo olvidéis.